Recomendaciones de uso y cuidados

  • Inicio
  • Recomendaciones de uso y cuidados

INSTRUCCIONES DE LAVADO

  • Lavar a mano conservando el gafete cerrado.
  • Lavar con agua fría.
  • No uses blanqueador.
  • No retorcer.
  • No secar a altas temperaturas.
  • No uses plancha o secadora.
  • Lavar por separado.

INSTRUCCIONES PARA EL CUIDADO DE LAS PRENDAS

  • Antes de colocarte la prenda, verifica que esté en perfecto estado y que tu piel se encuentre libre de humedad por agua, cremas o aceites.
  • Por asepsia y términos de garantía cerciórate de que tus manos se encuentren limpias y secas en el momento de manipular el producto.
  • Evita utilizar anillos, manillas o cualquier tipo de elemento punzante al momento de ponerte la prenda.
  • Cerciórate de que todos los broches se encuentren desabrochados antes de comenzar a colocarte la prenda.
  • No hales la prenda por la parte de las caderas ya que podría generar ruptura en sus tejidos, telas y costuras, por esto te recomendamos realizarlo desde las partes laterales. Para más información de cómo ponerte tus fajas encuentra nuestro articulo recomendado.
  • Si decides utilizar protector intimo con tu faja te sugerimos colocarlo sin retirar el adhesivo para evitar que se pegue al cierre impidiendo su adecuada función.
  • Una vez puesta la faja verifica que el gafete esté abrochado correctamente.
  • Te recomendamos no realizarles reformas a las prendas con terceros.

RECOMENDACIONES DE USO

  • Te sugerimos que laves tus prendas antes de usarlas por primera vez, excepto cuando se trate de una prenda esterilizada de nuestra categoría de fajas postquirúrgicas.
  • Ten presente que sólo sugerimos el uso de nuestras fajas y cinturillas en actividades físicas que no requieran un alto nivel de flexibilidad corporal ni inclinación abdominal. Siempre será oportuno contar con la aprobación de tu especialista para evitar contraindicaciones.
  • Te recomendamos lavar las prendas que uses durante la actividad física después de cada uso, especialmente cuando se haya generado una sudoración intensa, para evitar afecciones en la piel como alergias o irritaciones.
  • Te sugerimos tener dos o más fajas para que puedas cambiártelas y asearlas cuando sea necesario.
  • Todos los extremos pueden ser nocivos, es por esto que te recomendamos usar la talla correcta en tu faja; si es más pequeña podría ocasionarte diversas afecciones de salud y causar el deterioro anticipado de la prenda, y si es una talla más grande podría no generarte los resultados esperados.
  • Cada cuerpo es diferente y debemos aprender a escuchar sus señales. Si llegaras a observar alguna reacción desfavorable debes suspender el uso de tus fajas, de igual manera si sufres de alergias o irritaciones en la piel o si por salud tienes alguna restricción en la que no se recomiende el uso de prendas de compresión, es importante que consultes al médico antes de usarlas; recuerda que es indispensable leer las etiquetas donde se indican las recomendaciones, pues esta información contribuye a que tu experiencia sea positiva para tu bienestar y belleza.
  • Te recomendamos que uses tu faja por periodos continuos máximo de 8 horas, dándole a tu cuerpo espacios de descanso y relajación especialmente en las noches al momento de dormir; excepto cuando tu especialista te indique un tiempo de uso diferente.
  • Mientras usas nuestras prendas de compresión, estas pueden proporcionarte alivio, ayudarte a moldear y realzar tu figura, contribuir a que mantengas una buena postura y gracias a su efecto podrías satisfacer el apetito más rápidamente, si tienes expectativas diferentes es valioso que nos permitas brindarte una asesoría mas completa.
  • El uso de las fajas genera muchos beneficios, sin embargo, recuerda que obtendrás resultados mas duraderos si estas son el complemento de un estilo saludable, en el que incluyas actividades físicas, una alimentación balanceada y un correcto descanso.